IMPERFECTA MADUREZ

FRACTURA_maria_torvisco

Reseña del libro FRACTURA, de María Torvisco (Cuadernos del Laberinto, 2015), aparecida en Sexto Continente

IMPERFECTA MADUREZ

No es habitual que alguien publique su primer poemario una vez superados los sesenta años. No conozco personalmente a María Torvisco (Madrid, 1952) e ignoro si estos poemas han sido escritos a lo largo de una vida y reunidos para la ocasión, pero me da más bien la impresión de que, al menos en su mayor parte, son poemas recientes, que han germinado -independientemente de que puedan haberse ido forjando en la mente de la autora desde hace años- en plena madurez, en un momento vital en el que parece lógico y natural hacer balance, recapitular, rendir cuentas con uno mismo y mirar hacia atrás (sin ira).

Nos sumergimos, pues, en la lectura de Fractura atraídos por la potente portada y con el aliciente de no tener ni idea de qué sensaciones nos deparará y encontramos un libro de estructura clásica: tres partes bien diferenciadas, sin título, introducidas por tres sencillos haiku que de algún modo nos preparan para lo que vamos a encontrar en cada una de ellas… Son tres bloques relativamente independientes que pueden leerse como un todo, no en un sentido argumental o narrativo (introducción / nudo / desenlace), sino más bien como una especie de progresión sentimental (ilusión / decepción / comprensión).

En la primera parte del libro María se (nos) retrotrae a su infancia y primera juventud. Son poemas en los que Tiempo y Memoria se convierten en los temas principales. En realidad, estos conceptos no van a dejar de aparecer insistentemente a lo largo de todo el libro. Basta ver los títulos de muchos de los poemas aquí reunidos (La memoria pierde el equilibrio, No hay tiempo, El origen, La ciudad donde nacimos, El rastro del retorno), así como la cantidad de veces que se repiten estas y otras palabras pertenecientes a campos semánticos cercanos (olvido, recuerdo, costumbre, pasado, eternidad…) para darnos cuenta de ello.

Se completa esta primera parte con tres composiciones de un corte, digamos, más ‘social’, en los que la autora sale por un momento de sí misma para tratar de ponerse en la piel de otros personajes alejados en tiempo y lugar pero con los que parece compartir experiencia y sentimiento (Omar, Álgebra, Chi-Wara).

Pasamos al segundo bloque, el más extenso, el que da sentido a la Fractura a la que hace referencia el título. Son poemas en su mayoría dominados por un suave sentimiento de desamor, de decepción, de reproche, de ruptura; nunca de amargura ni angustia. Muchos de ellos están escritos en segunda persona, dirigiéndose a un supuesto receptor cuyo silencio acrecienta aún más cierta sensación de soledad que recorre gran parte del libro.

Sorprende encontrar aquí, en mitad de un libro dominado por el verso libre, un soneto (el ya citado No hay tiempo) de una perfección formal inédita en un volumen compuesto en su casi totalidad por poemas deslavazados y algo perezosos, que en ocasiones parecen a medio terminar, más preocupados por transmitirnos estados de ánimo que por demostrarnos el dominio formal de la autora. Esto, que en otros casos podríamos achacar a incapacidad o vagancia, en este nos parece una elección consciente, tal vez el único modo de transmitir lo que se desea comunicar.

Por último llegamos no al desenlace, pero sí a la conclusión. Son tres poemas, titulados sencillamente Poética I, II y III, en los que la autora reflexiona sobre el sentido de sus versos, sobre su relación con la escritura, sobre la conexión entre las experiencias vividas y las imaginadas, sobre la función real de la poesía como fuente y medio de conocimiento.

Quizá lo más atractivo de este libro, al menos para mí, sea ese situarse a medio camino entre la imperfección entusiasta propia de una debutante y la serenidad y experiencia que da la madurez. Tal vez no sea un gran libro pero sin duda, por este y otros motivos, es un libro muy recomendable.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s