HORROR EN LA TRASTIENDA

20170427_PilarPedraza

HORROR EN LA TRASTIENDA

Publicado en Arte & Letras. Diario Información de Alicante. 27/04/2017

Reseña de MYSTIC TOPAZ de Pilar Pedraza (Valdemar, 2016)

Me fascina la obra de Pilar Pedraza (Toledo, 1951) por muchos motivos: por su revisitación y reinterpretación obstinada y recurrente de los arquetipos del fantástico desde mucho antes de que se pusiera de moda; por su defensa de un feminismo culto y fértil, más cercano a las ideas de, por ejemplo, Camille Paglia que a la aburrida y victimista corriente académica dominante; por su amplísima cultura, en la que conviven de manera natural y sin complejos Homero y Petronio con Bram Stoker y Dario Argento y por su muy extensa y coherente bibliografía como ensayista, historiadora, novelista y traductora. Por todo ello, en fin, es desde hace bastantes años una de mis autoras de cabecera. Me atraen especialmente sus ensayos sobre el imaginario femenino en el arte y la cultura occidental. No me resisto a citarlos: La Bella. Enigma y pesadilla (1991), Máquinas de amar (1998), Espectra (2004), Venus barbuda y el eslabón perdido (2009) y Brujas, sapos y aquelarres (2014), dedicados a indagar y profundizar en los arquetipos de la bella impía, la autómata, la amante muerta, la mujer pilosa y la maga, respectivamente.

Hace un mes otro compañero traía a estas mismas páginas su (de momento) último libro, un ensayo sobre el polifacético Jean Cocteau. Hoy me toca a mí, algo más rezagado, hablar del penúltimo, una especie de novela por entregas que toca de manera desenfadada, inquietante y humorística muchas de las obsesiones de la autora (que también son las de algunos de nosotros).

Mystic Topaz es el nombre de este libro y es también el de la tienda de productos esotéricos regentada por la enigmática Delirio Presencia en la que trabaja Geles, narradora de estas 36 historias llenas de humor y horror inspiradas en las vivencias de la propia autora en Círculo Atlante, tienda valenciana de gemas y productos mágicos. Como en uno de esos gabinetes de prodigios propios de las antiguas ferias ambulantes -donde lo mismo se exhibía un feto conservado en formol que un espejo de obsidiana en el que ver nuestro futuro- asistimos aquí a un desfile de personajes singulares y situaciones inquietantes y misteriosas al más puro estilo de la autora. Como bien explica Luis Pérez-Ochando en su prólogo, pese a que la obra está plagada de alusiones a obras como El Golem, La mujer pantera o The walking dead, si hay que citar dos referentes claros en cuanto a ambiente, tono y mirada son los cuentos del británico Saki, donde lo irónico y lo siniestro conviven en armonía, y la novela Malpertuis, del belga Jean Ray, que cuenta la decadencia de los antiguos dioses, cautivos en un viejo caserón.

La génesis del libro es curiosa, ya que empezó como una serie de narraciones semanales publicadas en la desaparecida y añorada revista digital El butano popular. En un principio las entregas iban a ser recopiladas y editadas en papel por esta misma revista, pero el cierre repentino de la misma hizo que el proyecto recalase en la editorial que viene publicando de manera habitual las novelas de la autora, el sello madrileño Valdemar, a quienes habría que hacer un monumento por su labor de difusión de la mejor literatura fantástica y de terror desde hace ya casi 30 años.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s