LOS CASOS DEL DETECTIVE KOGORO AKECHI

LOS CASOS DEL DETECTIVE KOGORO AKECHI, de Edogawa Rampo (Satori, 2017)

1491209128-los-casos-de-kogoro-akechi_edogawa-rampo

Continúa la editorial Satori rescatando la obra de ese iconoclasta genial llamado Edogawa Rampo. Tras los dos suculentos volúmenes previos (la antología de relatos Rampo. La mirada perversa y la delirante novela El extraño caso de la Isla Panorama) llega ahora Los casos del detective Kogoro Akechi, donde se recopilan tres de las primeras aventuras de su personaje más famoso (protagonista además de otra de sus novelas más enloquecidas y famosas, El lagarto negro, recientemente reeditada por Salamandra).

Probablemente el detective de ficción más importante de las letras japonesas, una de las cosas que llama la atención de este personaje es su versatilidad y evolución. A lo largo de las muchas novelas y relatos que protagonizó, pasó de ser un joven detective aficionado, ataviado con indumentaria clásica japonesa y cuyo sustento no queda muy claro de dónde proviene a un famoso detective con todo un ejército de ayudantes, vestido a la moda occidental, colaborador de la justicia y con una vida del todo respetable. Lo que encontramos en este volumen se acerca más al primer Akechi…

Son tres, como ya he dicho, los relatos incluidos aquí:

El primero, El asesinato de la cuesta D (1924), tiene el interés de presentar la primera aparición de nuestro personaje. Pero no solo eso. Además de la estupenda descripción de la vida diaria en un barrio japonés de hace un siglo, con sus comercios, librerías y cafeterías, sorprende la normalidad con la que habla de temas como el sadomasoquismo o el intercambio de parejas en un contexto cotidiano. También aprovecha Rampo para hacer mención explícita a sus autores occidentales favoritos, como Poe o Conan Doyle.

El segundo relato incluido es El fantasma (1925), el más corto y anecdótico de los tres. La aparición del detective solo tiene lugar al final del relato, y aunque siempre es un placer leer a nuestro japonés favorito, para mí este ha sido el relato más prescindible de la colección.

Por último, lo mejor para el final, el más loco de los tres, donde nuestro amigo se suelta la melena y disfruta de verdad inventando situaciones extremas e inverosímiles. Se trata de la novela corta Pulgarcito (1926), cuyas cotas de exceso la convierten desde ya en una de mis obras favoritas de Rampo… sin adelantar mucho del argumento, diré que hay enanos criminales, mutilaciones artísticas, amores imposibles, personajes con doble -o triple- vida… en fin, si no te importa demasiado que el argumento a veces no tenga demasiado sentido, o que la lógica apenas haga acto de presencia -o, mejor aún, si te encanta esto-, disfrutarás como un enano (nunca mejor dicho) con esta novela.

Rampo_Edogawa_02

Cierra el libro un interesante epílogo de Daniel Aguilar, gran conocedor de la cultura nipona, que nos hace en esta ocasión un breve repaso de las apariciones del detective Akechi en la literatura y en el cine y que, entre otras cosas, nos informa de que el nombre del personaje fue ideado a partir de los ideogramas de akari (iluminación) y chie (sabiduría). Esperamos que las ventas sean buenas y que desde Satori continúen ofreciendo nuevas aventuras en español del creador y más importante cultivador de la novela policiaca japonesa.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s